Para participar en la subasta hasta el 12 de diciembre Entra AQUÍ

I Subasta Solidaria Maldonado

#MaldonadoElFugitivo es la iniciativa solidaria de Manuel Maldonado para apoyar la gran labor que realiza Fundación Raíces a favor de niños, adolescentes y jóvenes que se encuentran en situación de desigualdad o en riesgo de exclusión social.

La iniciativa consiste en subastar un jamón muy especial, procedente de El Fugitivo, un cerdo de linaje seleccionado que ha dado como resultado un jamón de 16 kilos. La recaudación íntegra irá a parar a Fundación Raíces y su programa Cocina Conciencia.

Precio de salida:
4.000€
Entra AQUÍ

El Fugitivo

En la dehesa conviven cerdos ibéricos y jabalíes, además de otras especies autóctonas. Es usual que, de vez en cuando, algunos jabalíes se amansen juntándose con las piaras de cerdo, o bien, puede ocurrir todo lo contrario. Es decir, que algún cerdo se una a alguna manada de jabalíes.

Esto fue lo que ocurrió con El Fugitivo, llamado así porque tras unos años de montanera, en el momento del sacrificio huía con sus ancestros salvajes para evitar el sacrificio. Finalmente, cuando después de una montanera se le pudo capturar, Manuel Maldonado se encontró con un cerdo ibérico de medidas inauditas. De ahí que surgiera jamón de un peso inédito.

Un jamón

de añada 2016

y de 16 kilos

de peso

Maldonado

Ibéricos Maldonado surge de una sana obsesión: la de Manuel Maldonado en interpretar la dehesa extremeña. En 1992, el joven Manuel fundó junto a su padre Sabas Maldonado la firma de ibéricos, una empresa artesanal con la que mostrar al mundo la autenticidad de los productos de la zona.

La pureza racial de los cerdos de Maldonado está confirmada por análisis de ADN individual realizado por investigadores de Genética Molecular de la Universidad de Córdoba.

El futuro de Manuel Maldonado ligado a la dehesa se materializa con la compra de su propia finca en 2014. Los cerdos ibéricos, seleccionados a conciencia, son de pura raza* y estirpe seleccionada. La crianza es en extensivo, se alimentan en montanera con frutos de la dehesa como la bellota, pastos, raíces y tubérculos y, en los meses menos fértiles, con una mezcla exclusiva de cereales de proximidad.

La observación de los animales, su evolución y su entorno conforman a Manuel Maldonado como intérprete de la dehesa. Un claro honor, y una firme responsabilidad. Los cerdos se crían en amplios espacios de 6-10 hectáreas por ejemplar, un lujo de la naturaleza que los intérpretes de la dehesa custodian para las generaciones posteriores.

Sobre Fundación Raíces y Cocina Conciencia

Fundación Raíces es una organización privada sin ánimo de lucro, establecida en 1996. Su misión es la atención integral a niños, niñas, adolescentes y jóvenes que padecen exclusión social para conseguir su integración plena en la sociedad y potenciar en ellos alternativas de una vida digna. Además, busca sensibilizar a la sociedad de los problemas relativos a la infancia y juventud en situación de vulnerabilidad, para suscitar su solidaridad y compromiso.

El programa Cocina Conciencia se creó en 2020 por iniciativa de la Fundación Raíces y de personas vinculadas a la gastronomía en España. Nombres como Cristina Jolonch, periodista gastronómica de La Vanguardia, y grandes chefs como Andoni Luis Adúriz, Javier Muñoz-Calero, Ramón Freixa, Albert Adriá, Paco Pérez, Francis Paniego, Enrique Valentí, Sacha Hormaechea, Juanjo López, Sandro Silva o Andrea Tumbarello fueron quienes acogieron jóvenes desde el inicio, dándoles trabajo y formándoles. Posteriormente, se han podido desarrollar sólidas colaboraciones con más de 158 restaurantes y empresas que han decidido ofrecer una oportunidad de vida a más de 322 jóvenes en situación de vulnerabilidad.

En 2017 Cocina Conciencia se abre a la industria alimentaria gracias al apoyo de empresarios del sector con el objetivo de insertar a los jóvenes en otros sectores además de la hostelería.

En mayo de 2021 inaugura la Escuela "Cocina Conciencia", un proyecto de formación desarrollado con la colaboración de Ovillo Gastro, empresa colaboradora del programa desde sus inicios, para formar a 54 jóvenes al año como ayudantes de sala y cocina, desde una perspectiva práctica que mejore su empleabilidad y facilite su posterior incorporación laboral.

En 2022, tras ser seleccionado como proyecto de innovación social por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, se decide ampliarlo a cualquier sector empresarial en el que se detecten intereses y motivaciones en los y las jóvenes atendidas.